Crónicas desorbitadas

Estaremos 365 días sin salir de Sevilla

Nao Victoria 500, réplica de la original, en el Guadalquivir y frente al barrio de Triana en Sevilla

La arquitectura y la belleza exterior e interior de los lugares que visitamos son su piel, lo primero que nos atrae al recorrerlos o al pensar en visitarlos. Pero lo que nos deja con ganas de quedarnos, lo que nos retiene allí, o lo que revive una y otra vez en nuestros recuerdos, es su alma. El conjunto de manifestaciones culturales que hacen a una ciudad única. Si hablamos de Sevilla, es fácil decir que esta alma es muy guapa, y muy grande. Tan grande como para atraparte, semana tras semana, mes tras mes, impidiéndote marchar. Con música, con teatro, con cine, con danza, con títeres, con literatura, con fotografía, con exposiciones y con deportes para ver o participar. Con lo muy conocido y lo muy desconocido, lo radicalmente tradicional y lo decididamente nuevo. Para todos los públicos y paladares. Bienvenidos a un 2022 sevillano en sus cuatro estaciones.

Ciudad de la vuelta al mundo

Aquí, justo bajo la Torre del Oro, hace quinientos años, fondearon Juan Sebastián Elcano y sus hombres en su regreso del primer recorrido que circunnavegó el planeta. Su nave, la nao Victoria, vuelve a flotar en el Guadalquivir, en el barrio de Triana donde atracó, tan idéntica a la original como la recreación de sus espacios, condiciones de vida y repercusiones del viaje. El visitante podrá ponerse en pie sobre cubierta, adentrarse en el interior y sentirse, por un momento, parte de la tripulación. Además de comprender en toda su dimensión este gran hito de la exploración humana. Es el Espacio Primera Vuelta al Mundo, abierto todo el año.

Incomprensible sin su música

Sevilla es la primera Ciudad Creativa de la Música de la UNESCO. Y aunque el flamenco sea su expresión más conocida, su agenda es múltiple y con propuestas muy variadas, que van de lo más clásico a lo más actual. Conciertos para no parar de bailar, nuevas tendencias, sonidos clásicos y espacios de arquitectura mágica donde lo visual y lo sonoro se funden, creando una experiencia musical completa.

Las partituras de la música clásica volverán a sonar en FEMAS, Festival de Música Antigua de Sevilla, con especial protagonismo este año para los instrumentos medievales de la época del rey sabio, Alfonso X. Su ochocientos aniversario se celebra este año en la ciudad, y llegarán intérpretes de todo el mundo. Eso será en primavera, y cuando llegue el verano el Real Alcázar volverá con sus Noches en los Jardines, para hacer sonar la música del Renacimiento y el Barroco junto al jazz, el folk, el blues y el flamenco, rodeadas de una vegetación y arquitectura únicas.

Pabellón de Marruecos, actual sede de la Fundación Tres Culturas

Lo clásico tiene también en Sevilla una puerta abierta a la música actual. Durante todo el año en Casa de Salinas y en la Fundación de las Tres Culturas, pabellón de Marruecos, recibirán tributos Abba, Frank Sinatra o Queen, entre otros artistas. Con sus canciones reinterpretadas en estos espacios singulares por un cuarteto de cuerda, y a la luz de las velas, en los eventos Candlelight.

Ese ritmo que no deja parar a tus pies ni cerrarse a tus ojos

Para los festivaleros, la referencia es el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Durante el mes de mayo, el festival indie por antonomasia, Interestelar Sevilla, que vuelve en su edición 2022 con IZAL, Nathy Peluso, La M.O.D.A., Ginebras y La La Love You ya confirmados. Además, en el mismo lugar y ya en verano, se programa el ciclo de conciertos POP CAAC. El verano es sonoro en los jardines de la Exposición Universal de 1929, donde diferentes generaciones, consagrados y emergentes, comparten escenario creando un oasis musical en Nocturama.

Festival Interestelar en Sevilla, con la Torre Pelli al fondo

En otoño el Monkey Week suma a las actuaciones de la escena musical independiente española la interacción con profesionales y delegados venidos de Europa, Latinoamérica y otras partes del mundo. También el nuevo Icónica Fest se ha consolidado tras su primera edición, y regresará a la Plaza de España en otoño, donde el pasado año actuaron Zucchero, SFDK, Raphael, Mónica Naranjo y Sara Baras, entre otros.

Entre festival y concierto, no hay que olvidarse de pasear por la Alameda de Hércules, donde la escena del rock andaluz continúa en las tiendas de discos y locales de conciertos. Con una ruta, que arranca en el número 147 de la calle Feria, dedicada a la escena rockera andaluza, que tuvo aquí su epicentro en los años setenta y ochenta.

Bienvenidas y despedidas sonoras en la ciudad musicalmente más viva

Será la última vez que podremos oír cantar en directo La Saeta, el poema de Antonio Machado musicado por Joan Manuel Serrat, que se despide para siempre de los escenarios en una gira que se inicia en Nueva York y concluirá en Barcelona. Sevilla será su penúltima parada, y lo hará como el maestro que es, en el lugar que le corresponde, la plaza de toros de La Maestranza, que inaugura su primer festival de música internacional.

Y, por supuesto, el flamenco

El futuro de este arte es tanto como su pasado, pues a la par que surgen nuevos impulsos para su manifestación clásica, se funde una y otra vez en nuevas propuestas, algunas no exentas de polémica, como la creada por Rosalía. Pero eso le hace estar más vivo y generar mayores influencias que nunca, por eso la Bienal de Flamenco sevillana tiene cada vez más repercusión mundial. Nacida en el enclave por excelencia de lo flamenco, se ha convertido en trampolín de artistas y proyectos, y vía de colaboración con otras ciudades, acontecimientos y festivales con este arte como protagonista.

El gran escenario del mundo, y de fuera del mundo

Al nacer de la primavera se reúnen en la ciudad las compañías europeas de teatro y danza cuyos integrantes tienen alguna discapacidad. Para mostrar que eso no les impide transmitir toda su energía a la magia de la danza y alimentar el escenario, en vivo, de potentes vibraciones. El Festival Internacional Danza Mobile volverá a llenar, en una nueva edición de primavera, el Teatro Lope de Vega.

FEST, Festival de Artes Escénicas de Sevilla, llega cada noviembre a los escenarios de las salas privadas de la ciudad, con propuestas que abarcan la comedia, el teatro familiar, el circo y el monólogo, superando los géneros y las barreras del escenario. El teatro social, el contemporáneo, la danza y la performance se dan la mano con artistas nacionales, internacionales, y de fuera de este mundo.

Y no mucho después, la noche de difuntos crea un escenario singular gracias a la obra inmortal de Zorrilla y su Don Juan Tenorio sevillano. Escalofriantes son las representaciones que se hacen desde el 30 de octubre hasta bien avanzado diciembre en el Cementerio de San Fernando. Un lugar mágico, denominado museo al aire libre por la gran cantidad de monumentos funerarios que son estatuas y pequeñas arquitecturas dedicadas a personajes históricos, toreros, cantaores y bailaores, entre ajardinados paseos de cipreses y palmeras. De aquí, a la eternidad.

La gran sede del cine europeo

Los Óscar de este continente se dan en Sevilla. Además de las películas, reúne a los autores con su público en seminarios, exposiciones y conciertos. En el Festival de Cine de Sevilla, que llega a su 19 edición en 2022, y que proporciona no solo un reconocimiento, mediante sus premios, a los autores más destacados, sino un espacio de encuentro para profesionales de la industria cinematográfica. Como un gran largometraje que se desarrolla en la mejor de las localizaciones posibles.

El actor Julián Villagrán en el photocall del Festival de Cine de Sevilla

Quién lo duda: tiene también mucho arte

Sobre todo, contemporáneo. Summer Kisses, de Pello Irazu, es un buen punto de partida para comenzar a disfrutar de una ciudad que es hoy referencia mundial del arte contemporáneo. La exposición, en el CaixaForum, invita a explorar cómo la percepción del color y la forma es una experiencia subjetiva para el espectador. Un espacio ambiguo, sugerente y abierto a todos hasta finales de septiembre.

Y en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo la colección permanente de esculturas sale a la luz en una muestra donde las obras convivirán con otras de artistas andaluces e internacionales. Escultura Expandida es un diálogo entre creaciones donde muchas adquisiciones recientes serán vistas por primera vez por el gran público.

Imprescindible completarlas, en cualquier momento del año, con el Espacio Santa Clara y su muestra de arte abstracto, la fotografía en la Sala Atín Aya, los grafitis del Polígono San Pablo y el ecosistema de galerías de arte sevillanas para adquirir las creaciones más recientes.

Donde hasta los niños tienen su espacio de expresión

Y nos referimos no solo a los que lo son por edad, sino a los que tienen el corazón de ellos. El nuevo modo de hacer circo, que no ha parado de ganar terreno en la actualidad, tuvo aquí en Sevilla a muchos pioneros de la transformación, que han acabado celebrando anualmente Circada. Un festival de circo con mirada transversal que, tras el lapso de cierre obligado el pasado año, vuelve con fuerza.

En 2022, la Feria Internacional del Títere cumplirá 42 años llevando las marionetas a todos los barrios de la ciudad, con compañías internacionales llegadas de todos los rincones del mundo. Junto al Festival Big Bang, que hace conectar a los más pequeños con la música, y los ciclos de teatro, son el eje de programación del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla. Una decidida apuesta institucional por la cultura que impregna toda la ciudad y contribuye a preservar, fomentar y engrandecer su alma. Un alma que atrapa los 365 días del año, desde luego los ojos, pero sobre todo el corazón con sus múltiples actividades. Sin importar la edad, ni la estación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*