Mes: abril 2020

Cultura ambulante

Seis Nobel para un mal año

En estos días en que el universo parece reducirse a un par de estancias o tres (según las dimensiones de nuestra cabaña), proponemos un plan impagable: recibir la visita en nuestro salón, estudio o en cualquier rincón de casa donde estemos cómodos, de seis premios Nobel de Literatura. Una oportunidad […]

Crónicas en órbita

Quién me presta una escalera…

La editorial Point de Lunettes acaba de publicar la Paráfrasis de las siete palabras de Cristo en la cruz, del poeta Antonio Carvajal. El libro, por culpa del coronavirus, llegará a las librerías en mayo, cuando probablemente se atisbe el fin de esta cuarentena que ahora vivimos. Se trata de […]

Crónicas desorbitadas

¿Cuánta casa necesitamos?

En marzo de 1845, el escritor Henri David Thoreau inició la construcción de una cabaña de madera cerca del lago Walden, en un terreno que había comprado para ese fin su amigo y mentor Ralph Waldo Emerson. Su intención era recluirse allí, “desnudo de equipaje”, para investigar los vínculos entre […]

Horas críticas

Los enfermos de antes

Pudiera parecernos ahora una lectura inadecuada o deprimente o ambas cosas, cuando el mundo se haya convertido en una vasta carpa de enfermos. Los familiares de los muertos por coronavirus no pueden siquiera despedirse de los allegados en los hospitales, en las residencias donde mueren sus viejos, nuestros viejos, en […]

Analógica

Peligros mudos

El silencio es peligroso. Invita a pensar. Incluso a pensar demasiado. Y todos los peligros, individuales o colectivos, nacen justo ahí. El silencio es la montaña. A 3.000 metros de altitud, con la cima del Monte Perdido empequeñeciendo a la persona, casi apoderándose de ella, nada se oye. Solo el […]

Crónicas desorbitadas

Dylan siempre juega

Bob Dylan me da miedo. Me refiero a ese  miedo inherente y necesario que infunde el respeto profundo que me inspiran los referentes morales. También al vértigo de los primeros descubrimientos importantes, el amor, la vocación, la certeza de la muerte. Me da miedo porque cuando llegué a él, o […]