Cultura ambulante

Aún quedan fases por pasarse

Hace casi medio siglo que convivimos con la creatividad y los retos que plantean los videojuegos. Nos damos un paseo virtual por Game on, la mayor muestra internacional sobre su historia y evolución, acogida en nuestro país por la Fundación Canal
Visitantes-jugadores en la exposición «Game On» de la Fundación Canal, antes de la pandemia (foto: Game On).

En su tesis de 2014 El videojuego como herramienta para la pedagogía artística. Creatividad e innovación, el doctor en Bellas Artes e investigador Flavio Escribano (Sevilla, 1977) asegura que “los videojuegos introdujeron ordenadores en las casas como si de una invasión se tratara y han modificado el esquema mental de millones de personas para comprender el lenguaje de los mismos”. Una afirmación que se vuelve más contundente si pensamos en la evolución de este fenómeno durante las últimas décadas. Algo así propone la Fundación Canal con la exposición Game On. La historia del videojuego 1972-2020, donde se exhiben y analizan todos los elementos que dieron pie a esta cultura que sigue floreciendo. Para ponernos los dientes largos, podemos disfrutar de las 12 cápsulas de vídeo de su canal en YouTube, tituladas con el hashtag #expoGameOn.

Quienes tuvieran ocasión de pasar por la zona donde se ubica este madrileño espacio antes de la pandemia, recordarán cómo lucía el depósito elevado a unos 40 metros de altura con la icónica imagen de esta muestra. No era para menos. La iniciativa parte del Barbican Centre de Londres en 2002, cuando todavía estaba mal visto situar el videojuego a la altura de otras artes. Por suerte hoy día no sorprende tanto, sobre todo atendiendo al espectacular montaje expositivo, con un aire vectorial que recuerda a Tron. Esa es la primera de las cosas que nos perdemos con el virus. La otra es la ocasión de jugar in situ a más de 150 títulos míticos, de reliquias como Pong (1972) y Asteroids (1979) a clásicos modernos como Lemmings (1991) y Puzzle Bobble (1994).

Aprender a hacer un ‘hadouken’ en «Street Fighter II» era todo un rito iniciático  (c) Capcom USA Inc., 1991.

Aunque el mundo del videojuego está muy vivo y tiene mucho camino por delante, es difícil no ponerse nostálgicos para quienes hemos pasado alguna que otra tarde jugando –o viendo jugar, esa rara forma de divertirse– a Jet Pack, Kung Fu Master, Test Drive, Gauntlet, La abadía del crimen (español y basado en El nombre de la rosa), Emlyn Hughes, Maniac Mansion, Defender of the Crown, Megaman, Track & Field, Golden Axe… Los mismos que hemos crecido en una generación donde ser de Mario o de Sonic, de Nintendo o de Sega, te podía definir tanto como tu forma de vestir. En Game On se respira esa identificación con los protagonistas y las historias de aquellos juegos de lucha, aventuras, rompecabezas, deportes, plataformas, disparos y arcade.

Muchos hemos crecido en una generación donde ser de Mario o de Sonic, de Nintendo o de Sega, te podía definir tanto como tu forma de vestir

15 secciones temáticas que arrancan con los orígenes de esta industria y sus dos hitos fundacionales: el primer videojuego de la historia, Spacewar! (1962), diseñado nada menos que en el Massachusetts Institute of Technology; y el primero que tuvo un lanzamiento comercial, el entrañable Computer Space (1971). En la exposición también hay espacio para el cacharraje y esa dimensión física que, paradójicamente al hablar de mundos virtuales, siempre ha sido gran parte de su atractivo: de las videoconsolas primigenias a las maquinitas de Donkey Kong y compañía, de las recreativas a los pinball (o petacos), de los artilugios 3D a los de movimiento, asistimos a una ingente colección de piezas originales, cartuchos, placas base, mandos y joysticks de todas las épocas.

«Game On» incluye una extensa colección de ‘incunables’ del videojuego (foto: Game On).

El pasado 23 de abril se cumplieron 38 años de la salida al mercado del Spectrum, primera computadora de 8 bits que llegó a muchos hogares europeos. El próximo 21 de mayo se celebrará el 40 aniversario de la publicación de Pac-Man (o Comecocos), que sucedió en el trono al Space Invaders e incluso llegó a provocar la llamada fiebre del Pac-Man. Acontecimientos que por ahora toca rememorar en la intimidad, pero que nos animan, como en el caso de los libros, a tirar de los clásicos que podamos encontrar y jugar en casa. Total, el coco nos lo vamos a comer igual.


Game On. La historia del videojuego 1972-2020
Comisariada por Patrick Moran (Barbican Centre) y Cristian Ruiz Orfila (Fundación Canal)
Fundación Canal de Isabel II:
https://www.expogameon.es
Hasta el 31 de mayo de 2020

VISITA APTA PARA: Frikis de consola-pijama y quienes añoran el vicio de las salas recreativas.
VISITA NO APTA PARA: Anti-gamers y quienes achacan a los videojuegos todos los males de la muchachada.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*