Horas críticas

Diseccionando el sufrimiento

Sufro, luego existo. Bueno, más o menos. A esta cosa del vivir uno llega sin que le hayan explicado demasiado de la película y, solo cuando empieza a madurar, descubre que los términos y condiciones del negocio no son lo que se dice esperanzadores. Ponte a hacer cuentas: cuando de niño te enteras de que no eres un ser inmortal, comprendes que un día morirás. Y no solo tú, también el resto de las personas que conoces. Sin excepción. Incluso tu perrita. De hecho, y salvo accidente, ella será la primera. Y no creas que eso de lidiar con la mortalidad se quedará ahí. Espera a tener hijos y me cuentas lo de esa nueva dimensión. Por el camino también aprendes que te podrás enamorar (si es que te enamoras, claro), pero que tienes unas cuantas papeletas para que esa historia no acabe bien. Y para colmo irás descubriendo que la realidad, así en general, no funciona como a ti te daría la gana, y eso no solo incluye tus aspiraciones laborales, familiares o directamente vitales, sino también otros aspectos como, por ejemplo, que a tu cuerpo tal vez le dé por desarrollar una enfermedad más o menos incurable. Menudo panorama.

Sin embargo, ni todo es venir a pasarlo mal en esta vida ni, cuando así sucede, estamos desarmados ante esa situación adversa. Contamos con una gran cantidad de recursos para lidiar con el sufrimiento y el dolor. Puede que sirva una simple conversación con amigos, o puede que necesitemos terapia profesional o tratamiento de algún tipo. También estarán los que recurran al consuelo de El-(o La-)de-ahí-arriba y quienes, en cambio, abrazarán caminos como el budismo, que nos dice que el sufrimiento es la realidad de la que no podemos escapar. También habrá quien no haga nada, por supuesto, ya que la inacción es, de alguna manera, otra manera de actuar. Y por último, habrá quien prefiera usar el recurso del conocimiento para aprender más sobre ese tema, así como comprender sus distintas máscaras y maneras en que podemos afrontarlo. Para todas esas personas, el oncólogo José Luis Guinot ha publicado recientemente Más allá del dolor. Transformar y trascender el sufrimiento, de la mano de Alianza Editorial.

La profesión principal del doctor Guinot ya es indicativa de su valía para escribir sobre esos dos indeseados compañeros de trabajo que suelen ir de la mano. Como él mismo dice en el libro, a diferencia de perder la vida en un accidente o, en general de manera súbita, la vivencia de un cáncer en sus últimas etapas puede ser una fuente de muchísimo dolor y sufrimiento, pero también, precisamente por su no inmediatez, nos ofrece la oportunidad de gestionar la manera en que lo afrontamos. Guinot también es presidente de la Asociación Viktor E. Frankl, un autor austriaco superviviente de varios campos de concentración durante la época nazi y reconocido mundialmente por su obra El hombre en busca de sentido, donde las narraciones salidas de esa experiencia junto al conocimiento de su profesión, la psiquiatría, ofrecen una perspectiva esperanzadora sobre la búsqueda de sentido incluso en las circunstancias más adversas. Temáticas que el propio Guinot ha ido cultivando durante los últimos años en obras como Al final de este viaje o Entre el miedo y la esperanza, también en Alianza.

Más allá del dolor continúa el trabajo de Guinot en esa línea didáctica de diseccionar la naturaleza de nuestro gran rival (uno que no deja de ser parte de nosotros) y las formas que tenemos de lidiar con él. La obra se divide así en una primera mitad en que se nos explica las dimensiones y causas del sufrimiento, dejando para la segunda mitad las distintas respuestas humanas al sufrimiento y algunas claves para afrontarlo. Tal vez sea precisamente en esa división donde el conjunto de la obra se resienta un poco, ya que la primera mitad puede caer a veces en un exceso taxonómico o expositivo que, a pesar de contar con numerosas anécdotas y testimonios que amenizan el discurso, no deja de respirar como un manual teórico sobre la materia. En cambio, la segunda mitad se deja leer como ese tipo de obra a la que recurriría quien busca consuelo o respuestas a su situación, por lo que ese potencial lector tal vez salte demasiado rápido hasta llegar ahí.

Que el libro, además, arranque con una cita de Paulo Coelho y las que vengan después repitan con personalidades como el papa Juan Pablo II, Gandhi o la Madre Teresa puede confundir y darnos a entender que, debido al enfoque espiritual que se le da en algunos de los capítulos, esta obra pertenezca a ese género apreciado por unos y vilipendiado por tantos otros que es la autoayuda. Nada más lejos de la realidad. Este ensayo no presenta soluciones fáciles ni recetas de nuevos bálsamos de Fierabrás, sino que propone un exhaustivo recorrido por todas las dimensiones del dolor y el sufrimiento, así como la manera de convivir con ellos y trascenderlos. Y si su lectura consigue que algunas personas cuenten con nuevas herramientas para lidiar con algo tan humano como es el sufrimiento, solo podremos decir, pensando en Viktor Frankl, que habremos encontrado un sentido en todo esto.

 


Más allá del dolor
José Luis Guinot
Alianza Editorial
(Madrid, 2022)
336 páginas
18,95 €

Un comentario

  1. Yonathan eyzaguirre navarrete

    Siempre atacan nuestros sentidos, pero es puro aire, agua hervida, sal y azúcar. Te comen los insectos, todos los seres vivos, incluyendo los depredadores. Que somos más los humanos, es el ciclo de la vida, está en la pirámide alimenticia humana y animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*