Cultura ambulante

Juerga en el museo

El disparate patrio se cuela en el CA2M con la muestra ‘Humor absurdo’, una carcajada desde Goya a Joaquín Reyes

En estos días de histeria y mascarillas, una cuenta de Twitter se ha convertido en la más seguida de la semana. Ronda los 300.000 seguidores con apenas unas decenas de tuits. Se llama Coronavirus (@CoronaVid19), escribe sin faltas de ortografía y asegura que, en estos momentos, está cerrando la gira mundial con su agente. Sirva esta anécdota hilarante para ilustrar que aquí por la Península se nos ha venido dando de maravilla lo de la risa contagiosa.

Al lío. Tenía que morirse José Luis Cuerda justo en el momento en el que el noble arte del humor absurdo, de cuyo Olimpo fue un dios impepinable, pasa a iluminar las paredes de los museos. Este 2020, el Centro de Arte Dos de Mayo, que viene brillando por la originalidad de sus propuestas, convoca a este y otros genios del cachondeo con la insólita muestra Humor absurdo. Una constelación del disparate en España, una carcajada que parte de Goya para llegar hasta el siglo XXI repasando el dislate ibérico en todas sus manifestaciones artísticas.

«Una carcajada de 110 humoristas de todas las disciplinas, genios que reivindican sinsentido como arma, antídoto o refugio»

Vanguardias, costumbrismo, surrealismo… son algunos de los temas en torno a los que se articula este itinerario que convoca desde Gutiérrez Solana al Hematocrítico del Arte; de Gómez de la Serna al gran Chiquito de la Calzada; de Millán Salcedo y Faemino y Cansado a Miguel Nogera y Joaquín Reyes (uno de los asesores de la exposición, por cierto); de los chistes de Hermano Lobo y El Víbora a los de Forges y Miguel Brieva. Así, hasta 110 autores que reivindican sinsentido como arma, antídoto o refugio.

Viñeta del dibujante Miguel Brieva.

Las prácticas humorísticas que exhibe la exposición se basan principalmente en el nonsense y en el collage como procedimiento. Así, el disparate y la dislocación se revelan como las estrategias fundamentales en la búsqueda del efecto humorístico absurdo. Sin un hilo cronológico y con un ánimo transgeneracional, la exposición, comisariada por Mery Cuesta, va pasando por el filtro del cachondeo temas como la muerte y el más allá, la política, la actualidad…

«¿Encarna?».

Son tiempos de virus de muchos tipos y el de los límites del humor es pandemia en este mundo de ofendidos, de modo que bravo por esta muestra mostoleña, como las empanadillas, que trae consigo, además, un ambiciosa publicación coproducida por Astiberri con la que el visitante puede llevarse a la estantería las mejores bromas del tontería patria. ¡Ja!

Humor absurdo. Una constelación del disparate en España.
Colectiva.
CA2M. Móstoles 
Comisaria: Mery Cuesta.
Hasta el 28 de junio de 2020.
De martes a domingo de 11 a 21 horas.

VISITA APTA PARA: Los que se toman el humor muy en serio

VISITA NO APTA PARA: Los que aún ríen con Félix El Gato

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*