Cultura ambulante

El gran álbum de Little Spain

El Centro Conde Duque de Madrid exhibe una muestra que recupera la historia invisible de los españoles que emigraron a Estados Unidos

Del pastoreo en un pueblecito del País Vasco al mismo oficio en Idaho; de las minas asturianas a las del cinturón del Medio Oeste. Del sol de Andalucía a los campos de azúcar en Hawáii o a las fábricas de envasado de frutas de California. El Centro Cultural Conde Duque acoge hasta el próximo 12 de abril Emigrantes invisibles. Españoles en EE.UU. (1868-1945), una exposición que rastrea la historia de los obreros y campesinos que se marcharon a Norteamérica a buscarse la vida.

Durante más de una década, los investigadores Luis Argeo y Jaime Hernández se dedicaron a escudriñar los álbumes familiares, las cajas de latón y los baúles de cientos de descendientes de españoles que se marcharon al otro lado del charco. Finalmente, los dos investigadores lograron unir los cabos de un relato escasamente abordado, casi en el límite de lo invisible, y culminar un proyecto de 15.000 imágenes que, organizado por la Fundación Consejo España-EE.UU, nos muestra a una España fuera de España, una población que abandonó su tierra motivada por afiches que les prometían «una magnífica casa, agua, lumbre y escuela gratuita para los hijos menores».

Las imágenes seleccionadas (200 originales y 125 digitalizadas) han pasado por un proceso de reconstrucción y ampliación para poder exhibir en todo su esplendor, si se nos permite el término en estas biografías miserables, el día a día de los hombres y mujeres que se llevaron su país a un supuesto sueño americano. Pelotaris en una calle de Manhattan, bodas, bautizos y comuniones, guateques, reuniones de vecinos, retratos, picnics, actividades deportivas… trozos de unas vidas anónimas que, gracias a este proyecto, nos muestran una parte olvidada de nuestro pasado.

Emigrantes españolas boicotean en 1939 la tienda Casa Moneo en el barrio español en Manhattan.

Entre los hallazgos de la muestra brilla su catálogo, que evoca las cajas metálicas que nuestros abuelos usaban para guardar fotografías y cuyo contenido está formado por una cuidada selección de 80 fotografías del archivo. Y la guinda: varias de estas postales cuentan con un microrrelato firmado por escritores como Alberto Olmos, Eduardo Lago, Kirmen Uribe, Manuel Vilas, María Dueñas, Marina Perezagua, Mateo Sancho, Mercedes Cebrián, Natalia Carrero y Sara Cordón, entre otros, además de los propios comisarios de la exposición.

VISITA APTA PARA: Coleccionistas, compatriotas de bien y rastreadores de la España peregrina.
VISITA NO APTA PARA: Españoles que no merecen serlo, falsos exorcistas del pasado, gente apresurada y sin calma.

Emigrantes invisibles
Comisarios: Luis Argeo y Jaime Hernández
Centro Cultural Conde Duque (Sala Sur)
Del 23 de enero al 12 de abril.
De martes a sábado, de 10.00 a 14.00 h y de 17.30 a 21.00 h. Domingos y festivos de 10.30 a 14.00. Lunes cerrado.
Acceso gratuito.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*