Cultura ambulante

Feminismo, la lucha en fotogramas

Musas insumisas: Delphine Seyrig y los colectivos de vídeo feminista en Francia en los 70. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Hasta el 23 de marzo.

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía celebra estos días la exposición Musas insumisas: Delphine Seyrig y los colectivos de vídeo feminista en Francia en los 70, que reflexiona acerca de cómo el feminismo francés empleó el vídeo como herramienta emancipadora e instrumento para la protesta. Hasta el 23 de marzo, el público puede disfrutar de esta propuesta que parte de la figura de Delphine Seyrig (1932-1990). Actriz conocida por los papeles que interpretó en el cine francés de autor, durante los 70 se convirtió en activista y colaboró con cineastas como Chantal Akerman, Marguerite Duras y Ulrike Ottinger, una experiencia le llevó a explorar interpretaciones de personajes femeninos más allá de los roles clásicos.

En esta misma década, Seyrig, la videoartista Carole Roussopoulos y la traductora Ioana Wieder, produjeron una serie de piezas bajo el nombre colectivo de Les Insoumuses [Las Insumusas] y fundaron el Centre audiovisuel Simone de Beauvoir en París, estableciendo el gran archivo fílmico  -hoy todavía en activo- sobre las luchas que se producían en aquellos días dentro y fuera de Francia. 

«La muestra explora los caminos comunes entre el cine, el vídeo y el feminismo en Francia»

El resultado de aquella frenética e insólita actividad puede verse en esta exposición que explora los caminos comunes entre el cine, el vídeo y el feminismo en Francia, repasando el surgimiento de los colectivos de vídeo en los 70 y analizándolos a través del elemento audiovisual como arma para la agitación política. A través de fotografías, vídeos y documentos, el proyecto se detiene en las conexiones de Seyrig con otras mujeres como la también actriz Jane Fonda, la pintora Etel Adnan y la escritora Kate Millet, entre otras, para tejer un mapa del desarrollo del feminismo de la época, que sortea las fronteras francesas para convertirse en un movimiento internacional y plural.

 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*