En verso

Gente que busca su bandera

LAS DESERCIONES

Como una nube,
sin madre ni ascendencia,
celebraste las cosas más dispares.

 

Crecer es desvestirse de los trajes incómodos,

retractarse de antiguas convicciones.

 

Según la tarde, como hacen las veletas.

 

Como hace el desertor,
defender el futuro y la esperanza.

 

Fuiste el sol y su eclipse,

comedido y salvaje

igual que un león reposa su rugido.

 

Replegarse, avanzar:
ambos movimientos te explicaban.

 

La mayor rebelión

tal vez no requiera municiones.

Tan sólo
una mirada limpia y los pulmones

dispuestos al prodigio.

LA DANZA DE LA BRUJA

Mary Wigman
(Hannover, 1886 – Berlín, 193)

Con tus manos tú pueblas el vacío,
el asombro de estar entre los hombres.

 

Tu modo de no ser lo habita todo.
La máscara no encubre: nos delata.
Y al verte nos leemos.

 

¿Qué geometría dibujas,

que es nuestra silueta?

¿Qué misterio te ha sido revelado?

¿Qué conjuro dispones?

 

Nadie hasta ese día,
había bailado el viento de ese modo.
Tal vez nunca el silencio
había alzado su brazo hasta tan lejos.
Este bello animal contorsionándose

es una nueva era.

 

¿Por qué al mismo tiempo

que escribes en el aire

tanteas en la noche,

arrastras los metales y las algas,

oprimes nuestro pecho?

 

En ti somos racimo.

También bomba.

 

Todo el que danza
se vuelve sacerdote

o quizás guerrillero:

esculpe en el vacío

una talla sagrada

o lanza una pregunta.

 

Es cuerpo, es solo cuerpo,
y sin embargo, espíritu.

 

Una pieza de carne.
Un dios al que rezar.

 

De todas las cosas que son bellas,
lo más extraño, lo más incómodo.

DESAPRENDIZAJE

Buscando mis amores
iré por esos montes y riberas;
ni cogeré las flores
ni temeré las fieras…
SAN JUAN DE LA CRUZ

Te sientes liberado
en tu ignorancia:
una carga repleta de certezas

alargaba el camino.

 

No quieras ser el buscador de oro
que sueña con la gloria
y lleva a la ciudad sólo chatarra.

 

Por las grandes verdades
no caigas deslumbrado:
a menudo, un discreto geranio resplandece.

 

¿Y si tú te prestaras,

como una flor humilde,

a esta claridad de la mañana?

 


Gente que busca su bandera
Braulio Ortiz Poole
MACLEIN Y PARKER
(Sevilla, 2020)
96 páginas
11,54 €

Un comentario

  1. Pingback: En verso: enero - Revista Mercurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*