Crónicas desorbitadas

El primer atlas moderno

A iniciativa del cartógrafo flamenco Gerardus Mercator, Abraham Ortelius (Amberes 1527-1598) emprendió una magna aventura empresarial con la edición del primer atlas moderno, el Theatrum Orbis Terrarum (Teatro del Orbe Terrestre). Todos los atlas posteriores —incluyendo los de National Geographic o las presentaciones de Google Maps y Google Earth— son deudoras de una propuesta que, a pesar de haber cambiado la imagen del mundo, ha visto pasar el 450 aniversario de su puesta en marcha el pasado año sin grandes celebraciones en estos tiempos de pandemia.

 

Ortelius recuperó los mejores mapas disponibles de los cartógrafos de su tiempo, citando a sus autores. Los reunió en un único volumen, al que dotó de una estructura lógica organizando sus contenidos bajo una sencilla premisa: ir de lo general a lo particular. En primer lugar, incluyó un mapamundi, seguido de la cartografía de los continentes conocidos: Europa, Asia, África y el Nuevo Mundo. El volumen concluía con un buen número de cartas detalladas de los países y las regiones. 

«El alcance de la empresa fue colosal. En poco más de 40 años sumó 31 ediciones»

Asimismo, ordenó los mapas geográficamente. En el reverso de cada uno añadió descripciones físicas y culturales, con referencias a costumbres, clima, monumentos, gastronomía, etc. Ya no había que buscar representaciones del mundo en pergaminos sueltos, ni en costosos grabados. Toda la información se reunía en un volumen, del que, al parecer, no se separaba ni el mismísimo Felipe II, quien reconoció a Ortelius con el título de “cosmógrafo real”.

El alcance de la empresa fue colosal. En poco más de 40 años sumó 31 ediciones, pasando de los 70 mapas y 87 referencias de su primer volumen en 1570, a 167 y 183 respectivamente en su impresión de 1612. Se editó y reeditó en latín, holandés, alemán, francés, español, inglés e italiano. Hasta 1724 se hicieron 76 impresiones y llegó a tener una popular versión de bolsillo.  

Al calor de su éxito, y sólo dos años después de haber visto la luz, se editó un atlas con vistas de ciudades, que también contó con la colaboración de Ortelius. Impulsado por el clérigo alemán Georg Braun, el Civitates Orbis Terrarum (Ciudades del Orbe Terrestre) recogió vistas existentes y encargó otras nuevas a distintos dibujantes que recorrieron Europa, norte de África, Nuevo Mundo y Oriente Próximo para retratar sus ciudades desde originales ángulos y perspectivas.

«Entre las vistas de ciudades había nada menos que 32 de urbes andaluzas. De este modo, las poblaciones urbanas de Andalucía fueron conocidas más allá de sus fronteras»

Entre 1572 y 1617 se publicaron los seis tomos del Civitates, con un total de 546 vistas de ciudades, 44 de ellas españolas. Entre ellas había nada menos que 32 vistas de urbes andaluzas. De este modo, las poblaciones urbanas de Andalucía fueron conocidas más allá de sus fronteras.

Además de útiles, estos atlas eran muy bellos. No renunciaban a incluir animales mitológicos, embarcaciones con las velas desplegadas y tipos populares de todos los rincones del Globo. Algunas ediciones contaron con mapas coloreados y, si era menester y había demanda, los volúmenes eran desencuadernados para vender vistas o cartas como hojas sueltas.

El descubrimiento de nuevos territorios y rutas, el desarrollo de la imprenta y, sobre todo, la audacia comercial y profesional de un puñado de empresarios dieron con una fórmula eficaz. A la muerte de los impresores, dibujantes y editores originales, los derechos y las planchas de metal sobre las que se grababan los mapas fueron vendidos a nuevos postores. Así fue como pasaron a reimprimirse una y otra vez con mayor o menor fortuna, de tal modo que en la actualidad si se busca un poco es fácil adquirir alguna de sus representaciones a vista de pájaro en anticuarios o tiendas de grabados. También es habitual verlos reproducidos hoy día en posters, portadas de libros y piezas de merchandising. El hilo de la historia teje redes inolvidables

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*