Cultura ambulante

Franco, un fantasma de bronce

El Centre del Carme explora en una exposición la veneración y la iconoclastia hacia las imágenes del dictador

¿Qué hacer con el pasado cuando es oscuro y doloroso? ¿Se entierra? ¿Se fulmina? Es la eterna pregunta cuando un país tiene que tomar partido respecto a los símbolos de poder de otros días, sobre todo si fueron días tan negros como los de la dictadura de Franco. El Centre del Carme Cultura Contemporània presenta la muestra Fantasma ’77. Iconoclastia española, que explora los fenómenos de la iconodulia (veneración) y la iconoclastia hacia las representaciones de Franco en el marco de las políticas patrimoniales del Estado con respecto a la herencia de la iconografía pública franquista en la monarquía parlamentaria de 1978.

Las nueve estatuas ecuestres de Franco son la historia de una imagen truncada en 1977, cuando se promulgó la Ley de Amnistía, aún vigente

Las nueve estatuas ecuestres de Franco son la historia de una imagen truncada en 1977, cuando se promulgó la Ley de Amnistía, aún vigente. El modelo de las esculturas quedaba amnistiado. Desde aquel entonces esos caballos de bronce han tomado parte en una singular carrera de obstáculos. Fantasma ’77 explora la imagen monumental de Franco después de la muerte del modelo y la forma en que el Estado ha lidiado con ella. Si no podemos pedir cuentas al dictador, ¿cabe pedírselas a sus imágenes? 

El recorrido de esas estatuas permite reflexionar sobre el devenir de la iconografía pública y mirar de frente a preguntas incómodas: ¿Son memoria histórica? Según el director del centro, José Luis Pérez Pont, «se trata de una exposición que invita, desde el arte, a desmitificar ciertos símbolos que han sido objeto de enfrentamiento entre la ciudadanía». Por su parte, los creadores del proyecto, Mateo Guidi, Jorge Luiz Mazo y Rebeca Mutell, argumentan que el objetivo es comprender la relación de la democracia respecto a la figura del dictador, alguien que es primero una persona real y luego una imagen, un fantasma que queda exonerado a partir de la mencionada ley, en la que ya no es culpable de una dictadura. La democracia le perdona. Así las cosas, ¿qué ocurre con su imagen? La muestra invita, desde el arte, a desmitificar estos símbolos que han sido objeto de disputa entre la ciudadanía.

El fotoperiodismo de José Aleixandre y Manuel Molines vertebra, a modo de crónica, un proyecto con el que el espectador podrá reconstruir un momento histórico clave para el desarrollo de la democracia, ahora que estas esculturas se encuentran almacenadas.


Fantasma ’77. Iconoclastia española
Grup de Recerca en Disseny i Transformació Social: Matteo Guidi, Jorge Luis Marzo y Rebecca Mutell
Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC)
Hasta el 30 de agosto de 2020
De martes a domingo, de 11 a 21 horas

VISITA APTA PARA: Aquellos capaces de mirar de frente al pasado para entender el presente.
VISITA NO APTA PARA: Quienes no se han bajado del caballo, votantes de partidos con nombre de diccionario y otros seres del montón.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*