Cultura ambulante

Cuando Sevilla se hizo moderna

El CAAC inaugura una muestra que conmemora el medio siglo de su germen, el Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla

Buganvillas, azulejos, agua, enredaderas. Unos excelsos jardines dan la bienvenida al visitante al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), uno de los museos españoles con un entorno más bello. Hace 50 años, mucho antes de instalarse en el antiguo Monasterio de la Cartuja, el germen de este centro tuvo otro lugar y otro nombre.

«El germen del CAAC logró saltar por encima del academicismo para convertirse en un espacio consagrado a la modernidad en pleno franquismo»

Incluso en la castigadora canícula sevillana conviene acercarse a la exposición con la que esta institución celebra aquellos tiempos, una época en la que Sevilla acogió el nacimiento en España del primer museo de arte contemporáneo fuera de Madrid. Un sueño que hoy conserva la medalla de haber saltado con pértiga por encima del academicismo para convertirse en un espacio consagrado a la modernidad en pleno franquismo, con hitos como haber celebrado la primera exposición de cómic en el país (eso sí, clausurada abruptamente por el gobernador civil).

Hace 50 años propone una selección de obras adquiridas en los primeros momentos del antiguo museo y que hoy forman parte de la colección fundacional del CAAC, realizadas por Rafael Canogar, Manuel Millares, Luis Gordillo, José Guerrero y Manuel Barbadillo, entre otros, y representativas de las corrientes imperantes entonces como el informalismo, la abstracción geométrica, la nueva figuración, la crítica social y política.

En la exposición se pueden ver otras piezas del mismo momento artístico, pero ya adquiridas posteriormente por el CAAC, destacando la presencia de obras de mujeres –muy reducida en la antigua colección del Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla– como Soledad Sevilla o Mónika Buch, que confirma de esta manera la política de paridad que, en adquisiciones y exposiciones, el CAAC ha llevado a cabo desde hace más de diez años.

«Obras de Rafael Canogar, Manuel Millares, Luis Gordillo, José Guerrero y Manuel Barbadillo formaban parte de aquella primera colección»

 

La antigua colección del Museo de Arte Contemporáneo de Sevilla sigue condicionando el presente del CAAC y la manera en que se colecciona, exponen desde la institución. En los últimos años, se han adquirido obras que dialogan con este conjunto, como la realizada por el colectivo Museum of American Art, que parte de la colección fundacional del CAAC, o numerosas piezas de artistas mujeres incorporadas en los últimos años. No obstante, la muestra se centra ofrecer una narrativa sobre aquellos primeros años tan decisivos para convertirse en lo que hoy es. Una época protagonizada por actores como Florentino Pérez-Embid, como director General de Bellas Artes y promotor del MACSE, y Víctor Pérez Escolano, como su primer director y persona que guió las actuaciones iniciales y reunió el núcleo de lo que sería su colección. Un recorrido que hoy continúa y que permite contar al espectador las relaciones entre arte, museología y poder.

 


Hace 50 años
Coordinador: Javier Olmo Corro
Documentación: Mercedes Conradi
Comisarios: Víctor Pérez Escolano y Juan Antonio Álvarez Reyes
Centro Andaluz de Arte Contemporáneo
Hasta el 28 de febrero de 2021

VISITA APTA PARA: Los que estaban allí cuando Sevilla abrió sus puertas a la vanguardia.
VISITA NO APTA PARA: Quienes siguen viviendo en la Sevilla encerrada en sí misma. 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*