En verso

Millennials (II)

Unai Velasco (1986)

El primero en morir siempre es el ciervo

Si un ciervo cae sobre la hierba,
si se precipitara desde sí mismo y
cayera sobre la retama,
es un estruendo de hermosura.

Si cayese
fulminado sobre la hierba,
con el morro mojado aún, sería
es un estruendo de hermosura.

Cuando el ciervo huye, y eso
es algo que todos
más o menos sabemos,
su ligereza pone delicias en su piel, da
perfumes a los senderos.

Y en ese peligro,
en la lejanía de la primera fuente, él
ha cumplido ya todos los requisitos
de la hermosura.

Si no dais oído al cazador,
si despistáis el aviso de las hojas,
podréis escuchar un único estruendo:
la belleza de este animal moribundo.

Obviamente, todo ciervo es terrible.
Pero el ciervo no existe.
No ha caído a mis pies.
Es un bicho.
Una falta ortográfica.
El desconocimiento furtivo de un idioma.

 

David Leo García (1988)

Si, ¿no?

Somos seres sagrados, y ridículos,

signos de admiración desencajados,
saltar o desatarse o confiar.

No el peso de los dioses, el esfuerzo
de levantar humanamente catedrales
con sus problemas de iluminación,

o la cabeza de entender el cuerpo
o el cuerpo de intentar cruzar el mundo.

Y solo nos explica la caricia
que un recortable le produce a otro,
o fabricar la boca de dos máscaras -un solo golpe,
perforaciones que son besos,
o un abrazo total bajo las plataneras,

nada nada,
entendemos
con mentes verticales
esta misión tan repulsiva y noble,

inventar un idioma para titubear,
andar sobre los mares, cojeando.

 

Xaime Martínez (1993)

Cuerpos perdidos en las morgues

Solo el terror despierta a los amantes.
EDUARDO LIZALDE

Dónde están esos cuerpos perdidos en las morgues?
y dónde el tibio amor que los compuso?

Me desperté y llorabas
Como una gasa húmeda la noche te envolvía
tal material quirúrgico recién hervido
las horas de la noche te envolvían con su gasa húmeda
y caliente perlada de rocío y tal vez yo
también pero no va de eso el poema
sino:
me desperté y llorabas
y te dije recuerda amor que nos dormimos viendo
aaaaaa[Penny Dreadful
lo más probable es que esto sea solo
un sueño de los míos
aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaay una mierda

soy yo la que siempre sueña las cosas

Pero da igual el caso es que llorabas
qué nombre le pondremos a este bulto y evitabas mirar
qué te parece bulto aureliano tumoración nódulo mamario

Te dormiste tú solo como siempre
Perdona no me creo que haya vuelto a pasar eres imbécil
aaaaaa[no me toques es posible
que no dijeras esto sino algo
más parecido a
Oh can you feel my heartbeat?
Yo te contestaría sí pues la verdad es que puedo
Oh can you feel my heartbeat?
Yo te contestaría alguien cambió los nombres en las fichas policiales
Oh can you feel my heartbeat?
Yo te contestaría entiendo su preocupación señora pero
aaaaaa[estamos atados de pies y manos
Y alguien quizás un productor quizás el guionista aunque lo dudo
montaría después aquella escena en que el maníaco revisa
las firmes ataduras de su víctima
y yo de pronto tomaría el punto
de vista del fanático y tú bueno ya imaginas

Me desperté y llorabas
pero en esta
ocasión tal vez no dijimos nada por un rato
Un abrazo tan solo (El plano se va abriendo / ¿eso es un pene?)

Desconocía que escucharas a Nick Cave te dije al fin
No sé quién es Nick Cave me contestaste
Y entonces me detuve
No sé quién es Nick Caaaaaave

Me desperté otra vez
Me incorporé muy rápido en la cama Sin prender
la luz logré bajar a la cocina Cogí un vaso
Me sacudí aquel sueño como pude

Despierta, dije.

Amor, amor me temo
aaaaaaaaque han robado nuestros cuerpos.

 

 

Millennials
Varios Autores
Alba Editorial
(Barcelona, 2022)
352 páginas
22,00 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*