En verso

Todo era por ser fuego

LEMEBEL

El amor es una ordinariez, hasta los policías se
enamoran decía Lemebel

Muera el amor, cantaba la Jurado
Ojalá nunca haber amado
Ser como una flor en una caja de cristal, intocable,
perecedera, hermosa
Como una lápida en un cementerio, fría y dura
Como un cadáver en un ataúd, añorado y querido

Ojalá nunca haber deseado, nunca haber cedido, ser
como Santa Teresa, en amores inflamada pero sin la
carne
Así nunca soñaría contigo, no llevaría tu nombre en la
piel, no vería tu foto en Instagram
No escribiría este poema

El amor es una ordinariez, hasta los policías se enamoran
decía Lemebel

 

ÚLTIMO POEMA PARA S.

Te busco para revivir el trauma del rechazo
Deseo sadomasoquista de querer lo que duele

Volver a la madre deprimida
Al padre ausente
Al patio del colegio

Como el ciervo busca al cazador
La casa al fuego
El cordero al matarife
La flor a las tijeras
El cuello al cuchillo
La iglesia al anarquista
La herida a la sal
La mujer al hombre

Maldito sea el deseo

 

NOLI ME TANGERE

No me toques que todavía no he subido al padre
Soy cristo (trans)figurado
Mi cuerpo está limpio, puro, mi yo trasciende la piel

Me apareceré sin embargo ante Tomás
Le meteré su dedo en mi llaga
Creerá por fin que he resucitado, que soy mujer, que he
vuelto de la tumba

No me toques que mi cuerpo está (trans)formado
Estoy más allá del bien y del mal
Soy cuerpo santo

Vas vestida de amarillo, el color de las meretrices
siempre amé a las putas
Mi túnica es azul como el cielo, como los ojos del
hombre fatal, como la barba de S.

Primero levanté de la tumba a Lázaro, como a una
travesti de la mesa de operaciones
Hice ver al ciego
Curé al enfermo
(Trans)gredí la vida y la muerte
El amor y el odio
La flora y lo metálico
(Trans)migré
(Trans)muté
(Trans)floré
Soy una cosa visible a través de otra

 

BACTERIA CARNÍVORA

Las bacterias que te van a devorar cuando hayas
muerto ya están dentro de ti

Las inseguridades que me hacen amarte y desearte, que
me destruirán, también están dentro de mí

El deseo es un virus, las ganas que tengo de hablar
contigo una enfermedad
Pensarte es una célula cancerígena
Eres un cuerpo invasor

Con un microscopio puedes ver los microbios de mi
amor
Con un telescopio me puedes ver moribunda como un
eclipse

No podemos luchar contra este devenir poético
La metáfora es hermosa pero la realidad es terrible
Lo que te mantiene viva te destruirá

 

 

 

Todo era por ser fuego
Roberta Marrero
Continta me tienes
(Madrid, 2022)
104 páginas
13,95 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*