En verso

Babilonia

VENECIA

El día que la cólera y el pequeño siroco
llamaron a tu cueva,
abriste sin descolgar el telefonillo.

Bastó con cloroformo
para dormirte bien
y ponerte bridas en las muñecas.

Marcaron tu piel
por la línea de las mangas
y te tendieron con ternura en el diván.
Fue lento y tibio.
Acariciaban tus falanges ya sin carne
con sus dientecitos afilados
y tu sangre parecía confiarse a un secreto antiguo.

Cuando se fueron
tu figura manca era un reflejo
sobre el piano lacado.

 

HABITACIÓN 3327

Le preocupa el problema de la forma.
Le preocupa la manera de contener
energías invisibles en recipientes tangibles.
A veces se asombra de que la luz
pueda medirse
y de que viaje a una velocidad cuantificable
como si fuera un Ford T.
Se asombra de que el tamaño del cerebro
no determine ni la cantidad ni la calidad de los pensamientos.
No imagina nada más bello
que decorar las paredes de su suite del Newyorker
con esferas de luz contenida entre cristal.
Imagina cómo sería vaciar la mirada luminosa de su paloma
y transferirla al interior de una bola de vidrio.
Imagina fulminar a su bello pájaro con un rayo de muerte
y poder resucitarlo con la luz de una bombilla.

 

LA MUJER DE LOT

Si este mar pequeño diese frutos,
si sus velas no alcanzasen a quemarnos
el rostro lleno de sombras,
si sus ojos no mirasen a los nuestros
con brillo de tarde y fijeza de olvido;
si este mar no pereciese en la ceniza,
si su rumbo de hojas muertas alcanzase alguna costa,
y un navío lo surcase
y en cuestión de pocas horas
penetrase sus misterios,
yo hundiría con mis manos en las aguas una ofrenda
y pondría en sus altares
la sangre del sacrificio:
los estertores de una memoria mutilada.
Si este mar pequeño diese frutos
y arrasase la mirada que se arraiga y mira atrás
y hace ancla en la tormenta,
y naufraga en las ruinas de Sodoma
y arrastrase hasta la orilla kilos y kilos de piedras de sal,
yo hundiría mis manos
yo hundiría mi rostro
y treparía a la gavia de la hundida
en busca de los restos de un destino submarino.

 

Babilonia
Leonor Saro
Editorial Dieci6
(Sevilla, 2021)
74 páginas
13,99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*