Cultura ambulante Analógica

El lugar (y los tiempos) del arte

Obras de Cécile Bart, Heimo Zobernig y Miriam Bóhm en la exposición «Más que espacio». / Foto: Joaquín Cortés

La apertura de un museo es siempre una fenomenal noticia. Pero si además tiene lugar en estos tiempos, parece adquirir doble valor, por convencernos de que el arte tiene su sitio en el mundo pospandemia. De sitios va la cosa: inaugurado a finales de febrero con intención de ampliar el Centro de Artes Visuales de Cáceres, el Museo de Arte Contemporáneo Helga de Alvear aloja la colección homónima de esta galerista alemana. Una de las más importantes de Europa en el ámbito privado, con cerca de 3.000 obras a cargo de más de 100 artistas, que irán siendo exhibidas en exposiciones temporales.

Una de las que acoge estos días reflexiona, justamente, sobre la representación del espacio, a través de una selección de 31 piezas en múltiples formatos y soportes (pintura, escultura, instalación, fotografía…), que abarcan toda la segunda mitad del siglo XX hasta hoy. Se trata de obras de carácter conceptual, minimalista o arquitectónico en su relación con el área circundante, que se interrogan sobre su posición y plantean nuevos modos de generar y ocupar volúmenes. Destacan, en ese sentido, ejemplos como la pintura industrial sobre tergal en gran formato de la francesa Cécile Bart, la instalación de adoquines de hormigón del brasileño Marlon de Azambuja («poeta de los espacios») o las lámparas de luz que sugieren espacios incorpóreos del cubano-americano Jorge Pardo.

Obras de Marlon de Azambuja y Günther Förg en la exposición «Más que espacio». / Foto: Joaquín Cortés

Las interpretaciones en torno a esta idea son muy diversas: desde la relación del propio cuerpo con el entorno al espacio como hogar o refugio, pasando por aquellas zonas que son meros proyectos de habitabilidad, puras abstracciones. Lo interesante, más allá de su osadía formal y filosófica, son los matices sociales, políticos y emocionales que entrañan, brindando al receptor una serie de «acepciones e implicaciones que permiten que el espacio se transforme en algo más que espacio», según la comisaria de la muestra, María Jesús Ávila, que es también coordinadora del museo y de la Fundación Helga de Alvear desde 2008.

Ella cuenta que fue el proyecto del nuevo edificio lo que les hizo idear esta exposición sobre cómo se materializa un lugar y de qué forma las obras de la colección «proponen, construyen e incluso engañan sobre el espacio y su experiencia», que sin duda se ve enriquecida con este diálogo interno. Seguro que dentro de unos años tendremos perspectiva para evaluar este prometedor museo porque, ya lo decía Borges, «el espacio se mide por el tiempo».

Obras de Susana Solano, Juan Muñoz y Cristina Iglesias en la exposición «Más que espacio». / Foto: Joaquín Cortés

 


Más que espacio
Comisariada por María Jesús Ávila Corchero
Museo de Arte Contemporáneo Helga de Alvear, Cáceres
Desde el 26 de marzo de 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*