Cultura ambulante Analógica

Nuestra viva imagen

Foto: Vista de la exposición «La imagen humana. Arte, identidades y simbolismo». / Foto: CaixaForum Madrid

En 1977, Umberto Eco advertía: «La civilización democrática se salvará únicamente si hace del lenguaje de la imagen una provocación a la reflexión crítica, y no una invitación a la hipnosis». El semiólogo italiano no solo se adelantaba a la actual obsesión por la (propia) imagen; estaba acertando de pleno en uno de los conflictos clave de la sociedad contemporánea. Ahora una exposición en CaixaForum Madrid, bajo el título La imagen humana y en colaboración con el British Museum, explora la representación de nuestra especie en diversas culturas, épocas, estilos y formatos, situando frente a frente piezas artísticas procedentes de civilizaciones remotas y otras muy recientes, para reflexionar sobre temas de gran vigencia a través de cinco bloques temáticos —que no cronológicos—.

«La belleza ideal» nos lleva por la Grecia clásica o la India medieval, de una litografía de Matisse a la Venus del espejo revisitada por el artista digital japonés Koya Abe; en «Retratos» destacan el que Hockney pintó del comisario Henry Geldzahler (quien fue también objetivo de Warhol) o una autosemblanza a tamaño natural del paquistaní Ali Kazim; en «El cuerpo divino» hay una virgen entronada del siglo XV o la contemporánea Black Madonna with twins, de la italiana Vanessa Beecroft; mientras que «El cuerpo político» incluye cabezas de faraones, el grabado Napoleon le Grand de Boucher-Desnoyer o una pieza audiovisual del libanés Ali Cherri sobre el derrocamiento gubernamental en Siria; «La transformación corporal», en fin, pone el cierre con la instalación Recorded Assembly del mexicano Rafael Lozano-Hemmer, donde una tecnología biométrica registra los rostros de los visitantes.

La representación del ser humano en las artes, de los hallazgos arqueológicos a la más radical contemporaneidad, centra esta exposición en CaixaForum Madrid

Cabeza de una reina o diosa, circa 1400 a.C., posiblemente de Sais, Egipto. / © Trustees of the British Museum

Un total de 155 obras en todas las disciplinas y técnicas, que abarcan desde un cráneo modelado en el 8.000 a.C. a una serigrafía datada en 2016, del hiperrealismo a la abstracción o el naturalismo idealizado, de Goya a Manet, Esther Ferrer, Durero, Tàpies o Wesselmann. Visiones corpóreas o encarnaciones antropomorfas de conceptos que, en última instancia, no son más que la respuesta existencial al interrogante eterno sobre nuestro lugar en el mundo. Una reflexión crítica, más que «una invitación a la hipnosis», que halla en la carcasa humana no solo un medio de expresión sino de entendimiento acerca de lo que vemos cuando nos miramos en el espejo del arte, o en una foto de perfil en redes sociales, o en un selfi. Esto hemos sido o hemos querido parecer a ojos de la eternidad.

 


La imagen humana. Arte, identidades y simbolismo
Comisariada por Brendan Moore (British Museum)
CaixaForum Madrid
Hasta el 16 de enero de 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*