Crónicas en órbita

Lo mejor del telescopio espacial James Webb

Este instrumento creado por la NASA ha podido capturar imágenes increíbles en los últimos días sobre el espacio, una de las tomas más valiosas de todos los tiempos. Pero, son muchas las personas que desconocen las novedades sobre el telescopio espacial James Webb, algo parecido a lo que ocurre en un casino online español. Este artefacto es el nuevo sucesor del Hubble, lanzado en finales del 2021, luego de superar varios problemas en el camino.

Disco duro de 68 GB de capacidad

A pesar de lo increíble que puede ser un telescopio de estas características, la realidad es que el James Webb posee solamente 68 GB de memoria en su disco duro SSD listo para operar y almacenar las imágenes sobre los rincones más ocultos del espacio ubicados a años luz de la tierra.

Uno de los atractivos de este disco duro es el nombre que lleva, el cual es llamado Solid State Recoder y tiene un 3% de la capacidad total para resguardar datos de ingeniería. Además, los ingenieros que trabajan en la NASA indican que este porcentaje de almacenamiento al lado de los GB que restan, son utilizados por el instrumento para operar de manera adecuada.

El Webb puede enviar información hacia la tierra y luego suprimirla de su disco duro. Se trata de una operación que puede tardar al menos 4 a 5 horas, y la realiza durante ventanas de operación diaria de 4 horas de tiempo, en las cuales transmite 28,6 GB de datos a la NASA.

Por si fuera poco, el disco duro SSD que los ingenieros han instalado en el telescopio espacial James Webb no es cualquiera, tal como se observa en las computadoras tradicionales. Al contrario, los componentes que alberga en su interior pueden soportar la radiación cósmica sin problemas.

Problemas durante su trayecto

Según el informe publicado por el Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial, sufrió algunos daños luego de recibir el impacto de un meteorito, lo que generó daños permanentes en uno de los espejos hexagonales.

Siempre se supo que el telescopio James Webb tendría que ejecutar maniobras evasivas durante su recorrido, con la finalidad de evitar los rayos ultravioletas fuertes,  además de impactos poco ocasionales de los micrometeoritos que se encuentra en el sistema solar, de acuerdo con Paul Geithner, subdirector técnico de proyectos de la NASA.

A pesar de que el daño fue considerable, el Webb puede continuar con su misión en el espacio, y una muestra de ello fue al dar a conocer las imágenes de alta resolución que tomó. Por lo tanto, se espera que pueda seguir recolectando información importante para la NASA y brindar una mejor perspectiva de la composición del espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*