Cultura ambulante

Eduardo Hoffmann en el infierno de los vivos

La Fundación Cajasol acoge una muestra del artista argentino con más de medio centenar de pinturas que plantean un recorrido por el espacio y el tiempo de las ciudades

Italo Calvino cerró su magnífico Las ciudades invisibles con una frase lapidaria en la que  se reconocerá cualquier habitante del mundo de asfalto y ladrillo de las urbes: «El infierno de los vivos no es algo por venir; hay uno, el que ya existe aquí, el infierno que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Hay dos maneras de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de dejar de verlo. La segunda es riesgosa y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacer que dure, y dejarle espacio». Sobre este libro, y también sobre la historia de la pintura española, cabalga la exposición del pintor Eduardo Hoffmann (Mendoza, Argentina, 1957) en la Fundación Cajasol, que acaba de retomar su agenda cultural tras el confinamiento.

«La exposición cabalga sobre la tradición de la pintura española, de Picasso a Goya, de Miró a Velázquez»

Coproducida con Violeta Frank, de VF Art Projects, y comisariada por Luz Novillo Corvalán, Las ciudades construidas sobre otras ciudades emplea la abstracción para indagar en aquello que tanto se produce en la metrópoli que la alberga, Sevilla, el hecho del tiempo levantando nuevas culturas y edificios sobre lo que existía antes, para generar un espacio nuevo y mestizo, bajo el que duerme un pasado que a veces emerge a la superficie para dialogar con lo de hoy. Medio centenar de pinturas de gran formato conforman un recorrido visual caprichoso, en el que una serie de objetos monocromáticos, titulados «intervenciones», se distinguen del resto de piezas. Cada uno de ellos presenta una trama regular que se asemeja a la vista aérea de una ciudad.

«Hoffmann emplea la abstracción para indagar en cómo el tiempo levanta nuevas ciudades sobre las que hubo en el pasado, generando un espacio nuevo y mestizo»

A la vez, el artista reivindica la tradición de la pintura española, navegando de Picasso a Velázquez o de Miró a Goya. Este doble paseo brinda al visitante una experiencia de viaje por paisajes sorprendentes que van componiendo una metafísica de la ciudad a través de pinturas, dibujos e impresión digital sobre placa lenticular. «Lo que van a ver son pinturas sobre telas y, además, le pongo un mylar que hace las veces de protector pero que, realmente, se utiliza para la navegación, por su resistencia al viento. En este caso, si camina el observador, la obra también se mueve a través de sus reflejos», explica el artista sobre esta serie que constituye su producción más reciente.


Las ciudades construidas sobre otras ciudades
Eduardo Hoffmann
Comisaria: Luz Novillo Corvalán
Fundación Cajasol
Hasta el 20 de septiembre.
De lunes a sábado de 11 a 14 y de 18 a 21 horas. Domingos y festivos de 11 a 14.

VISITA APTA PARA: Verdaderos ciudadanos, conocedores de que su ciudad fue antes de otros.
VISITA NO APTA PARA: Quienes aún ven la pintura abstracta con los ojos de un cateto de principios del siglo XX. 

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*